Noticias

California busca que más de 30.000 camiones altamente contaminantes se pasen a la energía limpia de aquí a 2035

La Junta de Recursos Atmosféricos de California propuso eliminar progresivamente los camiones más antiguos que circulan por los concurridos corredores que transportan contenedores entre puertos, estaciones ferroviarias y almacenes, y exigir que todos los vehículos nuevos funcionen con combustibles limpios a partir de 2024. Además, a partir de 2025, el Estado prohibirá que los camiones con motores de combustión interna que tengan más de 800.000 millas operen en los puertos y en las estaciones ferroviarias, reportó WSJ.El objetivo es conseguir que más de 30.000 camiones altamente contaminantes se pasen a la energía limpia de aquí a 2035. Los responsables de la industria del transporte afirman que hay un gran desfase entre el objetivo y la infraestructura de recarga, que apenas existe en la actualidad y que tardaría años en construirse. "Nadie está diciendo que no queramos pasar a la tecnología avanzada", dijo Matt Schrap, director ejecutivo de la Harbor Trucking Association, un grupo de defensa que representa a miles de camioneros portuarios del estado. Los camioneros no pueden cumplir el plazo, dijo, "porque no hay cobro".En detalle, el CARB, principal organismo regulador de la calidad del aire en el estado, aprobó normas que obligan a los concesionarios de camiones a garantizar que los vehículos de emisiones cero constituyan una parte cada vez mayor de las ventas durante la próxima década.La última norma propuesta, que también obliga a las flotas de furgonetas, camiones de largo recorrido y autobuses a realizar la transición a vehículos de emisiones cero en distintos plazos, pretende crear un mercado para los concesionarios obligando a los camioneros a utilizar vehículos de energía limpia. Se espera que el consejo regulador del estado vote la norma la próxima primavera.Tony Brasil, especialista en transporte de energía limpia de la CARB, dijo que la normativa resuelve el problema del huevo y la gallina. Los camioneros no comprarán vehículos sin una infraestructura de recarga, dijo, pero las empresas no invertirán en estaciones de recarga si no pueden estar seguras de la demanda. Exigir que los concesionarios y los camioneros hagan el cambio debería dar confianza a las empresas para que inviertan en estaciones de carga, dijo Brasil.Principales retosLos camioneros afirman que se enfrentan a grandes retos a la hora de pasar a los camiones eléctricos. Los camiones tienden a costar dos o tres veces más que los camiones diésel, que se venden por unos US$150.000. La mayoría de los camiones eléctricos actuales tienen una autonomía de entre 160 y 320 kilómetros entre cargas, lo que hace que las rutas de transporte más largas sean poco prácticas.Aaron Brown, vicepresidente senior de servicios portuarios del operador logístico y de transporte por carretera NFI Industries, dijo que la empresa basada en Camden (Nueva Jersey) está introduciendo unos 90 camiones eléctricos en el sur de California durante el próximo año. NFI también está instalando docenas de cargadores en tres depósitos cercanos a puertos y almacenes. Los funcionarios estatales dicen que no saben cuántas estaciones de carga eléctrica para vehículos pesados hay en California, pero estiman que el estado necesitará 157.000 cargadores para 2030 para apoyar la electrificación de los vehículos medianos y pesados. El puerto de Long Beach, donde los camiones manejan cientos de movimientos de contenedores cada día, tiene dos estaciones de carga para camiones y planea añadir más. Un portavoz del vecino Puerto de Los Ángeles dice que no espera añadir muchos cargadores debido a la preocupación por "los impactos del tráfico local, el terreno disponible y las mejoras de la red necesarias".Elizabeth John, que dirige la oficina de la Comisión de Energía de California que supervisa las inversiones en infraestructura de emisiones cero para vehículos pesados, dijo que la mayoría de las estaciones de carga para vehículos pesados se están construyendo para patios privados. John dijo que las estaciones de recarga públicas deberían llegar rápidamente a medida que el Estado proporcione miles de millones de dólares en subvenciones y que las empresas instalen estaciones de recarga y cobren a los conductores por aparcar y repostar. "Están surgiendo varios modelos de negocio que ayudarán a crear una red", dijo. Las autoridades estatales afirman que hasta ahora han financiado 200 estaciones de recarga para camiones medianos y pesados y que muchas más están siendo financiadas por empresas privadas. La Comisión de Servicios Públicos de California adoptó el 17 de noviembre un programa de electrificación del transporte de US$1.000 millones que compromete US$700 millones en los próximos cinco años para la recarga de vehículos medianos y pesados.
Fuente: Mundo Marítimo

Publicado el 23/11/2022 Volver